Situación en la India: supera cualquier película de terror que se pueda imaginar

Situación en la India: supera cualquier película de terror que se pueda imaginar

Por: Manos Unidas –

India es en estos momentos el país del mundo más afectado por la pandemia de
coronavirus. Las informaciones que está recibiendo Manos Unidas, que está en contacto permanente con
sus socios locales en el país asiático, son abrumadoras. Cientos de miles de personas se suman a las
listas diarias de afectados y el número de muertos no cesa de aumentar, hasta el punto de que en
algunas ciudades las calles se han convertido en crematorios al aire libre en los que cada día se queman
miles de cuerpos.

“El país está ahora mismo en una situación desesperada. Nuestros socios locales, que también están
sufriendo en primera persona los trágicos efectos de esta nueva variante del virus, nos informan de
hospitales totalmente desbordados y de enfermos que se acumulan a la entrada de los centros
hospitalarios a la espera de que se ‘libere’ una cama”, relata Ramón Álvarez, coordinador de proyectos
de Manos Unidas en Asia.

Desde Bombay, en el estado de Maharashtra, el padre Rolvin de Mello, sacerdote salesiano y socio
local de Manos Unidas, lamenta una situación que, de seguir esta tendencia, podría ser
infinitamente peor en los próximos quince días. “Estoy seguro de que los datos que se están dando a
conocer en los medios de comunicación no responden a la realidad. Yo salgo cada día a la calle y, por lo
que me encuentro a cada paso, estoy convencido de que la cifra de positivos de Covid es
infinitamente más elevada, al igual que el número de muertos”, declara el salesiano.
El religioso indio, que dirige el Centro don Bosco de la ciudad de Bombay, lleva desde el inicio de la
pandemia trabajando para paliar las consecuencias de la emergencia entre los sectores de población más
vulnerables y asegura que no puede describir con palabras lo que he estado presenciando en esta
segunda ola de Covid, “una situación que supera a cualquier película de terror que se pueda
imaginar”.
Para el padre de Mello, la situación solo mejorará si el Gobierno toma cartas en el asunto de manera
inmediata.

La amenaza en la India rural
De la misma opinión es el padre Tiju Mankottil, director de los Servicios Sociales del CMI
(Congregación de los Carmelitas de María Inmaculada) en el estado de Chattisgarh, otro de los más
afectados por la segunda ola de la pandemia, para quien la principal razón del incremento de casos
radica el desconocimiento, las arraigadas creencias religiosas y las celebraciones, además de “la
inadecuada respuesta médica para frenar la propagación del virus”.