Informe Raxen: Crece la Xenofobia y el Odio Ideológico

Informe Raxen: Crece la Xenofobia y el Odio Ideológico

El Informe Raxen que presentamos es elaborado anualmente al objeto de monitorizar
incidentes o hechos relativos al racismo, xenofobia, odio ideológico, hispanofobia,
antisemitismo, islamofobia, antigitanismo, homofobia y otras formas de intolerancia. Estos
informes se iniciaron en 1995, a raíz de las graves agresiones y asesinatos protagonizados por
grupos neonazis y racistas, consolidándose a través de los años y ofreciendo un aporte de
datos imprescindible para investigar, analizar incluso proponer políticas de prevención criminal
y de apoyo a las víctimas.
Las Redes sociales convertidas en grandes protagonistas han albergado una gran cantidad de
mensajes relacionados con el discurso de odio especialmente de naturaleza xenófoba, racista
y de odio ideológico, también de homo/transfobia, antisemitismo, hispanofobia,
antigitanismo, sin olvidar la misoginia, y otras formas intolerancia. No difiere esencialmente
de otros países de la Unión Europea aunque con mejor situación relativa que otros países. En
el ciclo de datos del Ministerio del Interior los incidentes de odio por motivo ideológico se
sitúan a la cabeza, seguidos del racismo y xenofobia. El Informe Raxen recoge una muestra de
más de 850 hechos relacionados con la xenofobia, el racismo, el odio ideológico, y otras
formas de intolerancia, observables en todas las Comunidades Autónomas que lo verifica.
Estimamos unos 6.000 incidentes al año, cifra que supera en tres veces a la recogida
oficialmente, dado que la infradenuncia puede alcanzar al 75% de los hechos.
El Informe Raxen señala el avance de la xenofobia muy relacionada con la crisis de fronteras,
del odio ideológico, del racismo y antisemitismo militante, especialmente en internet y en las
redes donde las Fiscalías de Delitos de Odio se ven desbordadas. Recuerda el retraso de
España para acometer este problema que contrasta con la puesta en marcha en la Unión
Europea de un Plan de Acción contra el Racismo (2020-2025) y la aplicación de la Estrategia
de Lucha contra el Antisemitismo (2020-2030), mientras aquí aún no se dispone de ningún
instrumento político, más allá de la antigua Estrategia contra el Racismo, la Xenofobia y la
Intolerancia (2011), superada y deficitariamente aplicada, pese a las advertencias de los
organismos internacionales que detectan como factores inquietantes en Europa: xenofobia,
antisemitismo y polarización ideológica, a lo que hay que añadir una insuficiente
deslegitimación educativa de la intolerancia.
La Protección Universal de la Víctima de Delito de Odio no se ha alcanzado, lo que supone un
déficit grave al no incorporarlo en la modificación del pasado junio (2021) que solo incorporó
como factores nuevos de protección, la edad, la aporofobia y exclusión social, olvidando el
origen territorial, la lengua, la discriminación genética y la discriminación general, como
prescribe la Constitución y los Tratados Internacionales, por parte de un Legislativo y Gobierno
escasamente proactivos al respecto.
El Informe Raxen destaca que el crecimiento de actitudes de Intolerancia hacia personas por
algún factor diferencial que es la raíz del problema de polarización y extremismo en España y
el impulso de dinámicas totalitarias que va mutando con aspectos democráticos. El Informe
recuerda la defensa de una migración, segura, ordenada y regular frente a la xenofobia, y
señala el peligro del odio identitario, la hispanofobia y los conflictos de naturaleza lingüística o
por origen territorial, significando, en síntesis que:

1.- Aumenta la presencia del “Discurso de Odio” xenófobo en internet y redes sociales,
2.- Se constata el crecimiento de Odio Ideológico y de la Polarización.
3.- No hay avances en la Protección Universal de la Víctima de Delito de Odio.
Recordamos a las instituciones que deben de ser más proactivas y apostar por la prevención
y atención a las víctimas, conforme prescriben las instituciones europeas y reclaman los
mandatos internacionales.

INFORME RAXEN 2021